Portada » Inmaculada Lara Cepeda, todas las facetas del arte

Inmaculada Lara Cepeda, todas las facetas del arte

por forttaleza
0 comentario
Genial ahora tomelloso

Hoy, como en otras ocasiones, volvemos a hablar con una gran artista de la ciudad de Tomelloso

Artista polivalente, que toca casi todas las ramas del arte, y en especial la escultura, Inmaculada nos cuenta su particular visión artística y los vericuetos por los que ha pasado hasta llegar a donde está ahora: cosechando éxitos en Berlín.

Persona de muchas facetas. Así es como se describe Inmaculada Lara Cepeda “Maku”. Lo cierto es que tras esta, en apariencia, sencilla descripción se esconde una persona con quien se podría estar hablando durante horas. Aunque ha centrado buena parte de su arte en la escultura, Inmaculada es una artista multidisciplinar, polivalente, con conocimientos y experiencia en prácticamente todas las ramas del arte.

            En su caso, ser artista nunca fue una opción, sino que más bien era algo a lo que estaba predestinada. «Mi madre es escritora, Natividad Cepeda (nada menos), el entorno estaba ahí desde mi nacimiento.» El devenir del tiempo y las circunstancias hicieron, además, potenciaron aún más las capacidades de Inmaculada, que se refugió en la creatividad en los momentos más complejos. «Yo de pequeña solía estar enferma, entonces para combatir el estar mucho tiempo sola y todo tuve que desarrollar la imaginación. Siempre he sido una persona creativa.»

Maku Lara Cepeda
Inmaculada siempre tuvo clara su vocación

La escultura, un mundo difícil para las mujeres

El mundo de la escultura es un terreno complejo para las mujeres, dados los prejuicios que existen sobre él, y es que solemos pensar en un varón al hablar de ello. Inmaculada no lo tuvo fácil en sus inicios. «Lo noté como creo que cualquier mujer en aquellos años, ahora quiero pensar que la situación ha cambiado a mejor. La escultura tiene una parte física importante, los bloques pesan mucho y al principio yo era una mujer muy delgada y pese a tener músculo este no se notaba tanto como se le puede marcar a un hombre, por lo tanto en muchas ocasiones el comentario que solía escuchar era del tipo “¿Necesitas ayuda? ¿Quieres que te eche una mano?” por parte de compañeros de profesión que me veían como muy débil para ello. Aunque es cierto que lo hacían sin ninguna clase de maldad. En el plano académico no ponía fotos mías para encontrar trabajo en el tema de la piedra, sino que usaba fotos de mis obras. Y era reacia a poner fotos mías trabajando, porque lo que quería resaltar era la obra.»

Berlín, ciudad de acogida para Maku

Actualmente Inmaculada reside en Berlín, la capital de Alemania y asegura que, aunque no todo es bueno, la cultura tiene una percepción muy diferente con respecto a cómo está vista en España. «Los países del norte son diferentes a la zona mediterránea. En Alemania la cultura se valora muchísimo y la educación en ella es mucho más amplia y variada. En España la cultura se imparte de una forma mucho más clásica, yo hasta la universidad no supe de muchas de sus ramas u opciones que ofrece, y eso que mi universidad era bastante clásica. En Alemania nadie me pregunta qué es una performance. Y, por ejemplo, el teatro en Alemania es casi un fenómeno de masas. Aquí la cultura forma parte de la propia vida de la gente. Se valora mucho el trabajo con las manos, la artesanía, que además no tiene roles de género.»

            Con tanto éxito cosechado, tantos proyectos en los que ha participado es difícil no preguntar ¿Y ahora qué? ¿Cuál es el motor que impulsa actualmente a Inmaculada? Ella lo tiene muy claro: «Recuperarme de una operación que me ha obligado a hacer un parón y cancelar muchos proyectos. A partir de ahí, retomaré varias ideas que tengo en mente y quiero desarrollar. Y también el deporte porque mantenerme en forma también es salud para mí, y continuar formándome.»

            Respecto a Tomelloso, su tierra natal, Inmaculada habla con nostalgia al recordar sus amaneceres y atardeceres, «los cielos de la zona son espectaculares, inabarcables. Y mi familia está allí, además, que es lo que más echo de menos.»

            De entre todas sus obras y proyectos, Inmaculada no tiene ninguna como favorita, y se muestra muy segura al afirmar «la mejor obra siempre es la siguiente. No hay que vivir en el pasado, lo mejor siempre está por venir.»

En Forttaleza siempre nos gusta recordar que cualquier persona, identidad u organización que tenga algo que aportar relacionado con Tomelloso, es libre de usar nuestro blog para plasmarlo y enseñar de tomellosero/a a tomellosero

Te puede interesar

Deja un comentario