Portada » Supernenas

Supernenas

por forttaleza
1 comentario
Genial ahora tomelloso

Otro viernes más, bienvenidos a unas de las entrevistas más didácticas y emocionantes que hemos tratado en nuestro blog. Como ya sabéis, a través de las siguientes palabras, Montserrat Jiménez García, nos cuenta su experiencia en primera persona para sumergirnos en su vivencia, aunque en este caso, sus palabras van enfocadas al gran proyecto de SUPERNENAS.

Cuando te diagnostican una enfermedad así, lo primero que sucede es que “te acojonas” de miedo y piensas en las quimioterapias. Aquí viene el primer y mayor error.

La palabra cáncer da muchísimo miedo, sobre todo, porque las connotaciones de la quimioterapia son numerosas y muy negativas, dicho de otra forma, nunca vemos nada positivo ante esta situación.

Montse Jiménez
Montse Jiménez siempre tuvo una mentalidad positiva ante su enfermedad

Sinceramente, cuando empecé con la enfermedad, yo pensé lo mismo, ¿Qué pasará con mi pelo? ¿Qué sucederá con mi pecho?

Esta enfermedad deja otros miedos por los suelos, esta es la gran bestia.

Cuando empiezas, tienes un camino por recorrer y unos objetivos, siendo el principal, empezar a sanar. Poco a poco coges las riendas de la situación y empiezas a ver que hay otras posibilidades. Te vas informando y ves mucha más gente como tú.

Cambias la autocompasión por la pasión por vivir.

Con el tiempo, te lo empiezas a tomar de otra manera, se inicia esa mente inversora, que no es otra cosa que buscarle el lado positivo a una situación negativa. Debemos comprender que todo viene a enseñarte algo en la vida, y que lo que te sucedió en un momento determinado, seguro que te sirve en este presente.

De repente, me di cuenta de que la enfermedad me estaba permitiendo disfrutar de mí y de mi familia, es decir, disfrutar de Montse.

¿Dónde estaba Montse antes? ¿Dónde estaba la Montse de verdad? Solo vivía por y para los demás.

Cuando estás superando una enfermedad como esta, empiezas a hacer todo aquello que antes posponías, y en mi caso, lo hacía con unas ganas de vivir y de comerme la vida impresionantes .Y esa es la sorprendente y, a la vez bonita, cara B de la enfermedad, que tan feliz me hacía sentirme.

SUPERNENAS

Todo lo positivo de esta enfermedad, así como todo lo que aprendí, quise transmitirlo con otras personas.

El colectivo Supernenas siempre en distintos eventos

Cuando llego a las salas de quimioterapia, pronto me doy cuenta de que miradas de los pacientes son de miedo y desoladoras. No había nada de chispa y tenía la sensación de que no encajaba. Esa situación debía cambiar y decidí ponerme manos a la obra. Empiezo a reírme de mis efectos secundarios a causa de los tratamientos y a animar la sala para crear un ambiente agradable.

Todas las personas de mi honda se acercaban a mí y fui conociendo pacientes de pueblos diferentes, hasta que un día propuse que comiéramos juntos en Tomelloso. Nos presentamos 17 personas a comer y después tomamos algo.

Supernenas realiza viajes a menudo

Tras esa bonita tarde de diversión y evasión, hicimos un grupo de Whatsapp, del que debimos pensar el nombre para identificarnos, y obviamente, el nombre del grupo fue SUPERNENAS. Nos propusimos quedar una vez al mes mediante lo que yo denominaba quedada sorpresa, es decir, yo les decía donde tenían que ir, la hora e incluso el atuendo que debían llevar. Mi objetivo era que sintieran lo que yo con el fin de abrir la mente y ver la enfermedad desde otra punto de vista. Organizaba quedadas de todo tipo, desde quedar a comer, a hacer senderismo o cualquier otro deporte que nos hiciera vivir.

Esos días se les olvidaba todo.

Las actividades que realizábamos y su éxito hicieron que se corriera la voz y que cada vez se apuntara más gente. Gracias a la gran repercusión social que teníamos, rápidamente vimos como gente incluso de otras comunidades se apuntaba a nuestros eventos.

Nos juntábamos para experimentar la vida.

Supernenas más de 300 miembros
Más de 300 miembros a nivel nacional

Llegó un punto en el que sin proponer nada, nos pedían más quedadas porque la gente nos quería tener cerca. No solo crecimos en este sentido, también empezamos a ayudar a más personas, como a niños con cáncer, y a donar a más asociaciones. Además, creamos una gala para conmemorar a las personas que no nos conocían pero que nos ayudaban muchísimo, es decir, premiábamos por la parte más humana.

Siempre tirábamos de la humanidad y humildad de las personas, a la vez que aportábamos aire fresco sin interés económico. También destinábamos el dinero a fundaciones e investigaciones, de hecho, en el dinero que hemos donado en 8 años es sorprendente.

Todo ello sin ser nada en el sentido de que no estamos constituidas en un papel, pero muy grandes en una sociedad donde solo importan los intereses. Nos hemos valido por nosotras mismas y por el corazón de la gente.

Supernenas
Supernenas recauda fondos para la investigación

ACTUALIDAD DE SUPERNENAS

Actualmente, hay un SUPERNENAS común, pero dentro de cada pueblo encontramos una asociación de SUPERNENAS para que todo esté organizado lo más cercano y eficiente posible. De esta forma, nos resolvemos las dudas entre los más de 300 miembros mucho más rápido.

Yo no soy líder, yo creo líderes en otros pueblos.

Por último, me gustaría añadir que en SUPERNENAS valoramos la vida de una forma diferente porque apreciamos todas las pequeñas cosas que nos rodean. Vivimos todo más intenso y pisamos más fuerte que los demás, y lo más importante, lo vivimos no solo como amigas, lo vivimos como una familia.

Porque tanto SUPERNENAS, como nosotras, tenemos un objetivo común: MANTENERNOS VIVAS.

Supernenas con el deporte
Supernenas siempre en constante movimiento

En Forttaleza siempre nos gusta recordar que cualquier persona, identidad u organización que tenga algo que aportar relacionado con Tomelloso, es libre de usar nuestro blog para plasmarlo y enseñar de tomellosero/a a tomellosero.

Te puede interesar

1 comentario

Placida 23/09/2022 - 19:57

Son todas unas campeonas.

Reply

Deja un comentario